Es relativamente fácil hacer una afirmación cuando uno no está bajo ninguna amenaza. Es bastante diferente la afirmación de amar y querer la verdad cuando los tiempos se ponen ásperos y sobre todo si la vida de uno está en riesgo por la posición de uno por la verdad de Cristo. Pedro dijo que él nunca desampararía al Señor aun cuando el mundo entero lo desampararía el no lo haría. Él no pensó que él actuaría cuando él hizo su afirmación. Sin embargo, cuando parecía que él pudiera perder su vida por admitir una asociación con Jesús Cristo de Nazaret, su debilidad fue manifestada. ¡Él negó al Señor tres veces, y que con maldecir y jurar! «¡No conozco al hombre!» (Lucas 22:54-58; Mateo 26:69-74). El ejemplo de Pedro nos muestra que nosotros debemos tener cautela al afirmar lo que nosotros podemos o no podemos hacer bajo las circunstancias dadas.

¿Ama Usted la Verdad más de Lo Siguiente…? ¿Ama usted la verdad más que sus lazos familiares? ¿Desampararía usted el Señor y Su verdad si se interpone una opción entre la verdad y familia? ¿Si su padre y madre dijeran que ellos lo repudiarían de aquí en adelante a menos que usted renuncie a la verdad, qué haría usted? Antes de que usted conteste estas preguntas, lo irónico de esto sea que cuando llegan sus familiares a visitarle en esa ocasión no se reúne con los demás santos. (Véase Lucas 14:26,27). Falte de Amor de La Verdad Es Peligroso. Cuando el amor de la verdad no esta en uno es peligroso (Véase 2 Tesalonicenses 2:10-12) Esto significa que si permito que cualquier cosa este en lugar de Cristo y su verdad, Dios envía un poder engañoso, para aquellas personas que aman la verdad. El punto es que no debemos poner nada ante el Señor. ¿Lo hace usted?

¿Ama usted la verdad más que su trabajo? Dios espera que los Cristianos trabajen y mantenga su propio sustento y el de su familia. Pablo dijo que uno que «no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.» (1 Timoteo 5:8 véase 2 Tesalonicenses 3:10). Sin embargo, los cristianos que se afanan en su trabajo puede resultar que el mismo los ahoga, como la semilla que crece entre los espinos. (Mat 13:22 LBLA)  “Y aquel en quien se sembró la semilla entre espinos, éste es el que oye la palabra, más las preocupaciones del mundo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se queda sin fruto.”  ¿Jesús hizo la siguiente pregunta «De que le servirá al hombre ganar todo el mundo, si pierde su alma? ¿O que dará el hombre a cambio de su alma (Mateo 16:26)? (Mateo 6:33). ¿Lo hace usted? 

El amor de la verdad y amor del Señor es uno mismo. Uno que ama al Señor amará también la verdad del Señor. (Mat 22:37 LBLA)  “Y El le dijo: AMARAS AL SEÑOR TU DIOS CON TODO TU CORAZON, Y CON TODA TU ALMA, Y CON TODA TU MENTE.” ¿Lo hacemos nosotros? Jesús dijo «si me amáis, guardad mis mandamientos» (Juan 14:15). Esta es una prueba grande. La verdad exige a menudo cambio. El cambio exige sacrificios. No todos los hombres están deseosos a hacer los cambios necesarios, ni los sacrificios que la verdad exige. (Juan 14:23). 

La verdad es estrecha y restrictiva. Sólo alguno lo encontrará. De los pocos que la hallan, menos estarán todavía deseoso tomar el calor que las demandas de verdad exige para recibir las bendiciones que fielmente la verdad siguiente promete, (Mat 7:13-14 LBLA) “Entrad por la puerta estrecha, porque ancha es la puerta y amplia es la senda que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella. Porque estrecha es la puerta y angosta la senda que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.” (Mat 7:21-23 LBLA) “No todo el que me dice: «Señor, Señor», entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: «Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?» Y entonces les declararé: «Jamás os conocí; APARTAOS DE MI, LOS QUE PRACTICAIS LA INIQUIDAD.» (Heb 5:8-9 LBLA) “y aunque era Hijo, aprendió obediencia por lo que padeció; y habiendo sido hecho perfecto, vino a ser fuente de eterna salvación para todos los que le obedecen…”

¿Qué piensan habiendo considerado estas cosas usted sobre su propio compromiso a Cristo y a Su verdad divina? ¿Es tan fuerte como debe ser? Si no, usted y yo podemos cambiar eso por un amor mayor de la verdad y de nuestro Señor y dando más tiempo a un estudio y una consideración piadosa de lo que es muy importante en nuestras vidas. Los sacrificios exigidos de nosotros para ser correcto con nuestro Señor son insignificantes cuando comparado con los premios que esperan al creyente. (Véase 2 Corintios 4:17,18). (Juan 21:15-17 LBLA) “Entonces, cuando habían acabado de desayunar, Jesús dijo* a Simón Pedro: Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos? Pedro le dijo*: Sí, Señor, tú sabes que te quiero. Jesús le dijo*: Apacienta mis corderos. Y volvió a decirle por segunda vez: Simón, hijo de Juan, ¿me amas? Pedro le dijo*: Sí, Señor, tú sabes que te quiero. Jesús le dijo*: Pastorea mis ovejas. Le dijo* por tercera vez: Simón, hijo de Juan, ¿me quieres? Pedro se entristeció porque la tercera vez le dijo: ¿Me quieres? Y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te quiero. Jesús le dijo*: Apacienta mis ovejas.”  Jesús le hizo la misma pregunta seguida a Pedro tres veces. Él estaba diciendo muéstrame el propósito de tu amor. («Alimenta Mis ovejas.») (Compare Santiago 2:14-26). Nosotros ya hemos notado el contexto en el que Jesús dijo «si me amáis, guardad mis mandamientos» (Juan 14:15). Hay muchas cosas que hacemos con sumo interés, pero para las cosas de Dios no lo hay. ¿Cuál es la diferencia? simplemente es interés y preocupación. Nosotros normalmente recordamos lo que nosotros queremos recordar y nosotros hacemos lo que nosotros realmente queremos hacer, con alegría y entusiasmo. «¿Ama Usted La Verdad?» 

Adaptado para este sitio. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s