El libro de Apocalipsis fue escrito en un periodo de persecución fuerte.  Capitulo 2 & 3 hablan de santos que murieron por el hecho de ser Cristianos.  Otros hermanos fueron encarcelados.  Además de esto fueron perseguidos por los judíos, el imperio Romano, y otros.
El propósito del libro fue a animar y dar esperanza y consuelo a los Cristianos del primer siglo.  Al contrario de las «interpretaciones» de muchos ahora, el Apocalipsis mismo dice que habla de cosas que «deben suceder pronto» (1:1), que «el tiempo esta cerca» (1:3, 22:10), el juicio de Cristo viene «en breve» (22:20).   ¿Y eso tiene mucha razón que consuelo será cosas que no cumplirá hasta miles de años después de la muerte de los que lo recibieron?  El propósito de este libro fue de confirmar a los hermanos que Dios todavía reina en los cielos y también en la tierra.
Después de escribir cartas a 7 iglesias de Asia (por lo menos había 10 iglesias en la provincia Romana de Asia, pero señaló a 7 como un numero completo), las visiones que Juan vio empiezan con una visión del trono de Dios en capitulo 4 & 5.  Esta escena fue un recuerdo a los hermanos maltratados que Dios todavía es El que manda en la tierra.  Si entendemos el poder, la gloria, y la majestad de nuestro Padre Celestial nos estimula a obedecerle y confiarle, aun en tiempos y situaciones que no entendemos.  Por eso, creo, las visiones de Juan comienzan con esta escena.  Lee Ud. capitulo 4 de Apocalipsis ahora.

El apóstol empieza con el trono, o mas bien que El que esta sentado en el trono.  El aspecto de su semblanza era muy brillante, como un diamante y alrededor del El y su trono era un arco iris.  ¿Que personaje más impresionante existe?  Del trono mismo salió relámpagos, truenos, y voces.   ¿Recuerda como Dios apareció en el monte de Sinaí? (Exodo 19:18-20).  La vista era tan espantoso que el pueblo de Israel pidió a Moisés, «no hable Dios con nosotros, para que no muramos» (Exodo 20:18-20).  Los relámpagos y truenos simbolizan el poder de Dios y  nos recuerdan el gran poder que tiene El.  Alrededor del trono hay 24 otros tronos en los cuales están sentado 24 hombres ancianos (representando creo yo hombres sagaces) vestido de ropa blanca, simbolizando su pureza y con coronas de oro significando su poder

Pero lo mas admirable de todo, a mi parecer, son los cuatro seres vivientes que están allí.  Llenos de ojos, representando su sabiduría o conocimiento, cada cual de ellos será la atracción máxima, si estaba en un Parque Zoológico.  Cada uno tenia 6 alas, para volar donde querían, pero rápidamente.  Y los cuatro representaban a los animales silvestres (el león), los animales domesticados (el becerro), los hombres, y las aves (el águila).  Y estos seres vivientes, por lo maravilloso que son, no dejan de adorar a Dios sentado en el trono.  A mi parecer, estos seres vivientes parecen ser dignos de ser alabado, pero NO, ellos glorifican a Dios.  ¿Si estos seres vivientes dan la gloria y honra a Dios, cuanto más nosotros?  Y no dejan de adorarle día y noche, «El que era, El que es, El que ha de venir».  Hermanos, si estos adoran a Dios que estas palabras, debemos entender que El aun ahora reina sobre los cielos y la tierra.  Aunque a veces parece que el Diablo tiene todo este mundo bajo su control, no es cierto–Dios todavía vive y tiene todo poder.  Si El permite que sus hijos sean perseguidos, El lo sabe y El les premiara.  Dios sabe que este mundo es el parte menor de nuestro vida la eternidad en los cielos espera a los que vencen el pecado.

Además de la adoración de los seres vivientes los 24 reyes ancianos que están alrededor del trono se postran delante de Dios y le adoran y echan sus coronas a sus pies.  Estos ancianos son personas dignas de honra y tienen poder, pero todo esto ellos tiran a los pies del único Creador del universo.  Y le alaban, «Digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tu creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.» 

Para los hermanos que estaban sufriendo como Cristianos del primer siglo, esta visión de su Padre Celestial reinando de su trono maravilloso servirá de gran animo.  Y hermanos, debe servir el mismo propósito hoy en día.  Nuestro Gran Dios, el Padre Celestial, todavía reina de los cielos.  Los 24 ancianos siguen adorándole.  Los 4 seres vivientes también siguen alabándole.  Millones de ángeles le adoran (Apocalipsis 5:11) y cada persona le adorara por lo menos en un día.  «Vivo yo, dice el Señor, que ante mi se doblara toda rodilla, Y toda lengua confesara a Dios» (Romanos 14:11)  Si cada uno debe confesar a Dios, ¿Por qué no lo haces ahora cuando sirve de algo?  En el día de juicio, cada persona confesara a Dios, pero si solo allá lo hacen será demasiado tarde.

____

  • Autor del articulo: Tol Burk

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s