INTRODUCCIÓN:

  1. Para la culminación de su epístola, llega a un tema apropiado como es la oración. La oración nos puede ayudar en tiempos de pruebas, tentaciones, problemas y enfermedades.
  2. La ayuda más grande que el cristiano puede tener es la oración. En el cual tenemos un canal abierto ante la presencia de nuestro Dios.
  3. En el tema que trata Santiago además de considerar la oración nos enseña a que seamos sensibles con las necesidades de los hermanos. A involucrarnos en la súplicas de los hermanos que necesiten de ella.

 

I. Sensibilidad a las necesidades (Santiago 5:13)

  1. “13¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración. ¿Está alguno alegre? Cante alabanzas.” Santiago 5:13. Hay mucha necesidad de oración y muchas razones para alabar. El sufrimiento debería traer consigo la oración. La satisfacción de nuestras necesidades debería traer consigo la alabanza
  2. La oración es la respuesta natural del corazón (en lugar de juramentos vanos) a la aflicción.  El cristiano conoce la actitud correcta hacia las aflicciones (2 Corintios 12:8-10; Compárese 2 Crónicas 33:10-13)
  3. «¿Está alguno… alabanzas». La palabra griega para decir «alegre» aparece en otros pasajes solamente en Hechos 24:10; Hechos 27:22; Hechos 27:25; Hechos 27:36. La aflicción y la alegría representan las dos clases de circunstancias de la vida. Aquí Santiago da la respuesta natural del cristiano a ellas.

 

II. Súplica por las necesidades (Santiago 5:14–18)

  1. “14¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor” Santiago 5:14. Santiago hace referencia a la oración para las necesidades espirituales la cual es medio por cual alimentarnos el espíritu y el aceite comúnmente se utilizaba para algunas enfermedades físicas.
  2. La enfermedad misma no es siempre resultado del pecado. Véanse Lucas 13:1-5; Juan 9:1-3. Ella viene a todos los hombres. Considérense los casos de Pablo, Timoteo, Epafrodito, y Trófimo (2 Corintios 12:1-10; Tito 5:23; Filipenses 2:26,27; 2 Timoteo 4:20).
  3. Aquí la descripción de ancianos es la misma de obispos y pastores. 1 Pedro 5:1-4, Tito 1:5,7
  4. El aceite era ungido en tiempos del Antiguo Testamento ceremonialmente. Véanse 1 Samuel 10:1; 1 Samuel 16:13.
  5. Era usado también para fines medicinales (Isaías 1:6; Jeremías 8:22; Lucas 10:34). Pero cabe mejor en este contexto el uso simbólico, como en Marcos 6:13. Este uso llamaba la atención de todos al poder del milagro.
  6. «Ungiendo la cabeza con aceite . Esta costumbre de ungir a los huéspedes con aceite es muy antigua entre las naciones orientales. Sólo se usaba aceite de oliva, algunas veces mezclado con especies. Simón cl fariseo fue: acusado de falta de hospitalidad hospitalidad porque no ungió a Jesús (Lucas 7:46). Esto nos indica que la costumbre era muy común en los días de los relatos evangélicos.»1

“15Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados.” Santiago 5:15. Muchos religiosos consideran la parte de los milagros hoy en día; pero lo ejemplos presentados de milagros muchas veces las personas no tenían fe y sin embargo, recibieron la sanidad

  1. Por ejemplo, el ciego de Juan 9:1-41, después de sanado (versículo 7), quiso saber quién era Jesucristo para poder creer en él (versículos 35,36). Véase también Hechos 3:5 y 16 (la fe de Pedro y de Juan). ¿Tenían fe los muertos que fueron resucitados (por ej., Hechos 9:36-41)?
  2. «y si… serán perdonados». Cuando uno está enfermo, tiende a pensar en su estado espiritual también. Si el enfermo de este pasaje había cometido pecados, arrepentido (esto va por supuesto, pues es condición bíblica, Hechos 8:22), confesaría sus pecados (versículo 16). La oración de fe de los ancianos incluiría sus pecados, y no solamente sanaría de su enfermedad, sino también tendría sus pecados perdonados. El perdón de los pecados es condicional.

“16Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.” Santiago 5:16. Santiago concluye que la preocupación mutua de los unos por los otros es la manera combatir el desánimo y el doble ánimo. Y cierra el versículo diciendo que la oración eficaz del justo puede mucho.

  1. La confesión y la oración aquí son mandadas como requisitos para la sanidad del enfermo que había pecado.
  2. Es un deber diario que tienen los cristianos de estar confesando sus pecados (al cometerlos) unos a otros, y de estar orando unos por otros. Compárese Hechos 8:24; 1 Juan 5:16. Véanse también Hechos 12:5; Filipenses 1:3; Colosenses 1:3; 2 Tesalonicenses 3:1.

“17Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses.” Santiago 5:17. Con este ejemplo aclara el punto de la oración eficaz del justo. ¡Puede mucho! Para el hombre por sí mismo es imposible con la ayuda de Dios es posible.

  1. Elías era un profeta celoso de Dios (1 Reyes 19:10; Compárese Romanos 11:2-4). Apareció en la transfiguración de Jesús (Mateo 17:3). Santiago le presenta como ejemplo de hombre justo (versículo 16).
  2. «Y oró fervientemente… seis meses». No oró con dudas (Santiago 1:6).
  3. No hay registro de esta oración en la narración bíblica. Véase 1 Reyes 17:18. Ni hay nada en esos dos capítulos de 1 Reyes que contradiga esta afirmación de Santiago. Además, Santiago escribió por inspiración. Tampoco especifica la narración bíblica que la sequía haya durado tres años y medio, pero Santiago era hombre inspirado, y ¡Jesús afirmó la misma declaración! (Lucas 4:25). 1 Reyes 18:1 no contradice esto, pues no trata la duración de la sequía. Y otra vez oró, y el cielo dio lluvia, y la tierra produjo su fruto.” Santiago 5:18

 

III. Importancia de las necesidades (Santiago 5:19–20)

  1. “19Hermanos, si alguno de entre vosotros se ha extraviado de la verdad, y alguno le hace volver,” Santiago 5:19. Santiago transmite de la idea de buscar al hermano que se ha extraviado, como una tarea más loable que el cristiano debe de considerar.
  2. Por implicación estos dos versículos (19 y 20) prueban que sí es posible que el cristiano se pierda (no obstante la fuerte negación del calvinismo). Véanse 1 Crónicas 28:9; Juan 15:6; 1 Corintios 8:11; 1 Corintios 10:12; Gálatas 5:4; 1 Timoteo 1:19-20; 1 Timoteo 4:1-3; 2 Timoteo 2:16-18; Hebreos 3:12; Hebreos 6:6; etcétera.

“20sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma, y cubrirá multitud de pecados.” Santiago 5:20. Santiago indica que si el resultado de la búsqueda del hermano extraviado a surtido efecto dice “salvará de muerte un alma”

  1. La palabra «alma» aquí significa «persona» (como en 1 Pedro 3:20).
  2. «y cubrirá multitud de pecados». Compárese 1 Pedro 4:8; Proverbios 10:12.

 

CONCLUSIÓN:

    1. Santiago termina su carta sin despedida formal. Comenzó su carta, dirigiéndose a sus hermanos (Santiago 1:2), y ahora la termina de igual manera (Santiago 5:19).
    2. Nos exhorta a que como cristianos hagamos uso de la oración. Y nos presenta ejemplo de hombre de oración como Elías.
    3. Nos ilustró lo maravillosa que es la oración. Y nos mostró el ejemplo de Elías hombre similar a nosotros e hizo con la ayuda de Dios algo imposible.
    4. Exhorta a buscar al hermano extraviado.

1  Anonymous. Usos y costumbres en las tierras bíblicas (Spanish Edition) . Unknown. Edición de Kindle.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s